Una paleta vibrante

Durante las décadas del ’70 y ’80 del siglo pasado fue la
envidia de muchos fotógrafos por la gran cantidad de libros de fotografías
publicados, en una época que aún no se había puesto de moda el “fotolibro” tan
popular hoy en día. Y en India,  en esos
tiempos,  era el único que lo  hacía, no había otro. Recuerdo haber llegado a
un hostel en Jaipur (su ciudad natal) en 1999 y encontrarme con su Rajhastán
como libro de bienvenida a los turistas y realmente fue la mejor guía visual
para adentrarme en esa tan colorida región.
También, prestigiosos fotógrafos contemporáneos a él como
William Eggleston o Sthepen Shore no dudaron en considerarlo como uno de los
más grandes fotógrafos a color que irrumpieron en esas décadas.
(c) Ragubhir Singh. Benares, 1985
Estoy hablando de Ragubhir Singh que fusionó en su trabajo,  la rica tradición reciente de la fotografía documental occidental en blanco y negro
(Cartier Bresson, Garry Winogrand, William Gedney o Lee Friedlander quien era
su amigo y lo visitaba a India) con la introducción del color en la vitalidad
de los espacios públicos de la India.
(c) Ragubhir Singh. Srinagar
Hace unos días, tuve la suerte de ver su libro Kashmir (publicado en 1983) y me maravilló la textura cromática de sus imágenes, casi
siempre buscando hacer instantáneas en las últimas horas del día.
(c) Ragubhir Singh. Dal Lake, Srinagar
Y en donde
predomina mucho el contraste y tienen una estética un tanto oscuras que me hace
acordar a las fotografías de Navia de su libro Pisadas Sonámbulas. Una de las razones de todo ello radica en la película que usaba: Kodachrome 25 . Y el fotógrafo tenía que ser muy preciso técnicamente para que no se subexpongan en demasía sus imágenes. Para ello, utilizaba diafragmas muy pequeños pero alargaba los tiempos de exposición para compensar la poca sensibilidad ISO que tenía.  Lo demás era su talento compositivo.
(c) Ragubhir Singh. Srinagar, 1979

hasta pronto!

Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *