Mis apuntes de la 25 edición del Visa pour l’Image

Couvent des Minimes, Perpigan, Francia
Antes que nada quiero decir que no pretendo realizar una
crónica exhaustiva y completa de todo el Visa pour l’Image 2013 y de los trabajos que se
exponen este año.
Sólo pretendo mencionar algunas sensaciones,  sobre algunos
trabajos fotográficos que me llamaron la atención  de esta edición que ya cumple un cuarto de
siglo como referente del fotoperiodismo mundial.
Couvent des Minimes, Perpigan, Francia
Ya llevo en mi
mochila, 6 festivales y en comparación con las pasadas, esta nueva edición
tiene menos exposiciones y, por  ende,
exponen menos fotógrafos. Y también había menos visitantes (segundo día de festival)  a pesar que durante
la velada fotográfica nocturna estaba abarrotada de gente. En fin…no quiero
sacar conclusiones finales con respecto a todo esto, sólo sensaciones como les decía antes.
En primer lugar quiero destacar las dos grandes retrospectivas que se hacen: la
de Joao Silva (Couvent des Minimes) y, en especial,  la de Don McCullin, muy merecida e
impecable, en el recinto más grande del Festival: Église des
Dominicains
y, de hecho, la única expo en esa sala. Todo un lujo y toda una
reivindicación a “uno de los ojos del siglo XX”.
Ahora bien, como soy un fotógrafo apasionado del color, me
ha gustado y mucho el trabajo de Pascal Maitre: La Magia de Kinshasa (Couvent
des Minimes).
© Pascal Maitre
Maitre muestra de una manera elogiable y contundente como
hacer un buen trabajo de fotografía de calle en una zona tan conflictiva como
es en la capital de la República Democrática del Congo.
© Pascal Maitre
Siguiendo en la línea del color, el trabajo de Michael
Nichols
titulado La corta y feliz vida de un león del Serengueti (Couvent des
Minimes) es sencillamente im pre sio nan te.
© Michael Nichols

Recomiendo encarecidamente que no se pierdan el proyecto
multimedia realizado por Nichols y el camarógrafo Nathan Williamson que se muestra
en una sala contigua.
 En mi caso personal
nunca había visto un documental tan cercano, tan de adentro sobre la vida de
estos felinos que están en peligro de extinción.  Para ello, estos profesionales de National
Geografic utilizaron para algunos acercamientos un pequeño automóvil a control
remoto con dos cámaras, una de video y otra de fotos.

También quiero sobresaltar el trabajo de Alfred Yaghobzadeh  (Hotel Pams) sobre el Kumbh Mela 2013 realizado
también, como un buen street photographer.
© Alfred Yaghobzadeh
O el de Jérome Sessini (Couvent des MInimes) en Las Calles
de Alepo (Syria) que muestra otra forma de narrar visualmente la guerra y ese “sugerir”
y no mostrar tan sangre a borbotones en la devastada escenografía urbana de
esta ciudad siria, me ha gustado mucho y también es de destacar.
© Jerome Sessini
Entre los del blanco y negro quiero hacer una especial
mención por el trabajo del afgano Majid Saeedi (Caserme Galliemi) que me parece
muy humanista y muestra la otra Afganistán alejada de los mismos estereotipos
mediáticos. 
© Majid Saeedi
Él mismo en una pequeña conversación que tuvimos  en el recinto donde expone, me dijo que sentía
una gran gratitud por la fotografía de calle francesa de los años ’50 y en
especial, el instante decisivo de Cartier Bresson. También me anunció que el
año que viene expondrá en Barcelona. Habrá que estar atento a sus muy buenos
trabajos en zonas de conflicto.
Por último, quiero mencionar a un fotógrafo portugués, Mauricio Lima que trabaja para New York Times y presentó durante la velada nocturna (martes 3 de septiembre) un muy interesante ensayo fotográfico sobre la atmósfera de la  Lisboa actual, epicentro de muchos manifestantes indignados ante las medidas de austeridad decretadas por el gobierno. Vale la pena observar su trabajo en este enlace realizado como un buen street photographer.
© Mauricio Lima
Bueno, espero no haberlos defraudado con esta pequeña
crónica de buenos fotógrafos que exponen en este festival tan prestigioso. Y
esta edición me dejó un lúcido pensamiento que se los quiero transmitir: no
hace falta mostrar tanta sangre para que la fotografía sea noticia. Larga vida
para el Visa pour l’Image!
Buen fin de semana!

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Mis apuntes de la 25 edición del Visa pour l’Image

  1. hugo solo dijo:

    Sobre leones eso no es un automovil mas bien un tanque hay unas cuantas diferencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *