Iconografía de estereotipos

Hoy toca un momento de reflexión. Pararnos un poco y pensar
hacia donde nos dirigimos. 
Estamos viviendo unos tiempos tan difíciles para la
fotografía, inmersos en una saturación ingente de millones de imágenes que pululan diariamente por las redes sociales; que conocemos el mundo como si fuera una
especie de iconografía de estereotipos que, además, son universalmente
aceptados.
(c) Alex Webb. La Habana, 2012
Por eso, es un gran desafío generar una actitud creativa
y diferencial para un fotógrafo actual comprometido.
 
Quizás es una raza en
extinción o quizás, hay muchos más que antes ( me refiero a la época analógica). Pero que ante semejante selva virtual, no es fácil distinguirlos. Por eso sigo
aferrado a las “siempre bienvenidas” imágenes creadas por grandes maestros que,
paradójicamente han ayudado a crear una iconografía visual difícil de cambiar.
Quizás todo esto suene apocalíptico, como pensaba Umberto Eco.  Pero es lo que pienso al día de hoy.
(c) Carl de Keyser. La Habana, 2015
Durante los últimos años, estoy visitando una gran ciudad
que me encanta y la seguiré disfrutando como es La Habana. Y sé perfectamente
que es un gran desafío hacer algo distinto allí,  ya que es una de las ciudades más
fotografiadas. Y es muy fácil perderse en los laberintos de los
estereotipos.
(c) David Alan Harvey. El Malecón, La Habana, 1998
“Quien haya estado en Cuba se habrá sorprendido por la
existencia física, de los colores en el diamante del Caribe, por la forma en
que la luz exalta los tintes en las diferentes horas del día y por la
exuberancia de las puestas del sol” comenta el prestigioso crítico y fotógrafo
Christian Caujolle en el prólogo de Paradiso de Lorenzo Castore. Quiero
resaltar que ese prólogo fue escrito en el 2006 y me parece profético.
(c) Lorenzo Castore. La Habana 2000 – 2001
Este hecho, junto con la inevitable propensión de las
revistas ilustradas a exaltar la fascinación por un exotismo de lentejuelas que
empareja el Malecón (La Habana) con los vestigios vintage de los sublimes
coches americanos de los años cincuenta, unos largos descapotables de color rosa
pastel con un fondo de fachadas ocre desconchado, ha inventado una iconografía difícil
de superar”
Hoy en día, es muy complicado abstraerse de esa iconografía
estereotipada. Supongo que algunos (espero que muchos) lo estén buscando.  Y me incluyo… aunque es muy difícil hacer algo decente y diferente en ciudades
muy fotografiadas como es el caso de La Habana. Pero me gustan esos desafíos. Por lo menos hay que
intentarlo.
(c) Raúl Cañibano Ercilla. El Malecón, La Habana, 
Los fotógrafos son una raza diferente de ser humano –
comenta Caujolle en una nota en el British Journal of Photography – No son los
que producen imágenes sino los que pueden proponer un punto de vista diferente.
Aquellos cuya perspectiva no es sobre reproducción sino interpretación, usando
una herramienta tan extraña y específica como la fotografía. Y siempre con una
tensión entre el realismo y la fantasía”
Hasta pronto!

Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *