El rojo y los triángulos

Para los que nos apasiona la fotografía documental a color, tenemos una gran debilidad por los rojos. Y siempre que intentamos resolver los distintos problemas visuales que acarrea la fugacidad de las cosas en las calles, buscamos el equilibrio dinámico a través de los rojos.
(c) Boris Savelev. Roma, 2004

(c) Boris Savelev. Roma, 2004
La configuración de triángulos a través de los rojos crea unos singulares equilibrios dinámicos que atraen la mirada, crean tensión, dinamismo. Pero también generan espacios para otros elementos y la posibilidad de establecer relaciones entre los mismos. Y en ese sentido de cosas, el rojo puede ser  forma y tema como señala el pintor Robert Delaunay. Pero, desde mi punto de vista,  no siempre es así. En muchas ocasiones, es sólo forma.
(c) Raghubir Singh. Srinagar, 1978

(c) Raghubir Singh. Srinagar, 1978
El rojo actúa como una poderosa masa de atención y en esa fluctuante relación de equilibrios de esas “masas visuales” juzgamos la idoneidad de la totalidad del encuadre. A veces pienso que es el mejor entrenamiento visual para un fotógrafo de calle.  Con su práctica, te brinda una gran versatilidad del dominio de la composición en rápidas situaciones urbanas.
(c) Georgui Pinkhassov
(c) Georgui Pinkhassov

El rojo como masa visual poderosa me transmite una sensación, una emoción difícil de entender con otros colores. Y su triangulación es plástica, dinámica y su noción de equilibrio no guarda únicamente relación con el rojo. Pero lo mejora.
Hasta pronto!

Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *