Iluminación: Strobist

¡Hola a todas y todos!

Hoy os quiero hablar sobre una técnica de iluminación muy eficaz y económica para todos aquellos interesados en la fotografía de estudio y retrato, principalmente.

Esa palabra tan extraña, Strobist, es la denominación que David Hobby puso en el año 2006 a una técnica de iluminación artificial más asequible que los carísimos focos de estudio profesionales.

Básicamente consiste en montar sobre un trípode el flash que se colocaría en la zapata de nuestra cámara réflex (conexión en la parte superior), con un disparador remoto conectado a la misma (éste se coloca en la zapata de la cámara), teniendo la posibilidad de incluir uno o más puntos de iluminación portátiles.

Montaje básico equipo de Strobist | Mundo foto

La principal ventaja de este sistema de iluminación artificial, es su precio, ya que es mucho más económico que cualquier foco de estudio.

Por otro lado, tiene otra ventaja, y es que no necesita corriente continua, si no que funciona con baterías/pilas, permitiendo un uso en exteriores sin ninguna complicación, además, evidentemente, de cualquier tipo de uso en interior.

Una vez montado el flash sobre el trípode y conectado al disparador, se pueden colocar múltiples accesorios para difuminar o rebotar la luz, como paraguas o softbox, algo de lo que os hablaré otro día.

Esta técnica de iluminación yo la he utilizado con un material básico para hacer algunas de las fotos de las que podéis ver en el Portfolio.

Como opinión personal, os puedo asegurar que tiene infinidad de posibilidades creativas y que no os encontraréis estancados, ya que el límite lo pone la propia originalidad de cada fotógrafo.

Si os apetece adentraros en este mundillo, válido para todo tipo de fotografía, aunque más arraigado a la fotografía de personas, os invito a que visitéis el blog del creador de esta técnica.

Ya me comentaréis que os parece esta creativa técnica.

Un abrazo,

Miguel

Acerca de Miguel Naya

Licenciado en Dirección y Gestión de Empresas Hosteleras. Fotógrafo Aficionado. Amante de la vida.
Esta entrada fue publicada en Técnicas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *