Un apuro lento por La Habana

Hay pocas ciudades que me hayan sorprendido tanto como La
Habana. Fue como soñar despierto hacia el pasado de mi infancia cultural. Hacía
muchos años que quería visitarla y durante todo ese tiempo, me fui nutriendo de
mucha imaginería visual, de muchos grandes fotógrafos que la captaron en
diferentes momentos cruciales. Me construí una ciudad a través de los ojos
ajenos. Sin embargo me faltaba descubrir el corazón y eso se logra estando
allí, conviviendo con su gente, deambulado sin cesar por sus agrietadas calles,
por sus olores, por su cotidianeidad. Y a disfrutarla con una cámara, que de
eso se trata.
(c) Marcelo Caballero. La Habana 2017
Ya llevo dos viajes en la maleta, realizados entre el
2016 y este año; y ya les puedo asegurar que una pequeña puerta del corazón
habanero se me ha entreabierto y lo titulo Un apuro lento, un proyecto que me hace
ilusión y que me invita a seguir visitándola.
Y es que en La Habana el tiempo avanza detenido, o no
avanza.
– señala el escritor cubano Abilio Estévez en su libro InventarioSecreto de La Habana –  Somos quizás
nosotros quienes intentamos deslizarnos por un inexorable muro de tiempo
estancado. La inmovilidad ha sido nuestra única movilidad”
Me gustaría compartir con ustedes un video con una
pequeña selección de este proyecto.

UN APURO LENTO from Marcelo Caballero on Vimeo.

Muchas gracias y hasta pronto!

Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *