Irma Gruenholz

Irma Gruenholz sirviéndose de la plastilina como material principal construye esculturas asombrosas y de un acabado insuperable
creativosonline.org

Acerca de libertangelo

Esta frase explica mi pasión por la fotografía, por la belleza, por el simple placer de sentirme libre y sin cadenas para crear imágenes, sin mas obligación que la de alcanzar el gozo por encima de todo, con el sabor de la libertad en mi cámara. La verdad es que todo esto está extraído de una hermosa y entrañable dedicatoria de mi amigo y fotógrafo Luis Gabú en uno de sus libros. El comienzo en esto de la foto fué debido a una mala distribución de las cosas, causante de que tuviera mi primera cámara. Un amiguete poseía dos o tres cámaras que había heredado de su padre y yo varias guitarras. Se encaprichó de una de doce cuerdas marca Eko, de afinación imposible. A cambio escogí la cámara mas grande y bonita, con visor externo. una Yhasica Electro 35. Mi primera cámara de telémetro. Unos cuantos metros de película Valca para blanco y negro y mil preguntas a los fotógrafos que se ponían a tiro, tanto aficionados como algún profesional. Uno de estos profesionales a punto de jubilarse y para librarse de mí, me regaló la enciclopedia de Arte Fotográfico. Leía cualquier folleto, revista, libro de fotografía. Acabé enganchado. ¿xque? por que sí, me dice mi amigo Fernando. También está enganchado.
Esta entrada fue publicada en Turquia. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.