Fotografía de paisaje

Cualquier elemento puede servirnos para componer una fotografía de paisaje. En este caso tenemos dos elementos básicamente: las nubes y las traviesas rotas. El contraste entre  las formas y colores es ideal. Es tema no es muy  común,  de hay que la imagen sea un tanto singular. Utilice un angular de 22 mm.  para capturar  las máximas nubes, a la vez este objetivo tiene una distancia mínima de enfoque de 28 cm. y me permitia  acercarme  a la traviesas para una mayor  profundidad en la escena. Debí utilizar un diafragma más cerrado, f:16 por ejemplo, porque de velocidad iva sobrado para disparar a mano como lo hice, para que las traviesas de la parte izquierda estuviesen enfocadas. Me agache un poco para que las traviesas resaltasen más sobre el cielo azul  y realzar sus caprichosas formas.

Laguna de Pétrola, Albacete

Nikon D700. Objetivo 17-35 f:2,8. Distancia focal 22 mm. f:8, – 1/640. Disparo en raw y procesado en Adobe Lightroom

 

Esta entrada fue publicada en El mundo de la fotografía. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Fotografía de paisaje

  1. Pepe dijo:

    Para mi corto entender, hay que ser un artista, para salir al campo y ver esa fotografía con esa composición de colores, de esas traviesas con ese color tan cálido y ese color tan frío del cielo. una fotografía muy bonita. Un saludo.

  2. Eugenio dijo:

    Me ha encantado este sitio… lo seguiré desde hoy, saludos te espero en mis páginas
    http://www.genesiscuba.blogspot.com
    http://goo.gl/DS6e1v

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *